domingo, 27 de febrero de 2011

Gas Natural: Combustible Prescindible

Composición y Utilidad

El gas natural es una mezcla de gases entre los que se encuentra en mayor proporción el metano. La proporción en la que se encuentra este compuesto es del 75% al 95% del volumen total de la mezcla. El resto de los componentes son etano, propano, butano, nitrógeno, dióxido de carbono, sulfuro de hidrógeno, helio y argón.

El desarrollo del empleo del gas natural se ha realizado con posterioridad al uso del petróleo. El gas natural que aparecía en casi todos los yacimientos petrolíferos se quemaba como un residuo más. A pesar de su enorme poder calorífico no se podía aprovechar, por los grandes problemas
que planteaban su almacenamiento y transporte.

La necesidad de encontrar nuevas fuentes de energía, la puesta a punto de las técnicas de licuefacción de gas y procedimientos de soldadura de tuberías para resistir grandes presiones, han hecho posible la utilización de todos estos recursos energéticos. Hoy Europa es abastecida por una red de gasoductos que recorren miles de kilómetros y están en proyecto otros nuevos con Asia y Argelia.

El gas natural se utiliza:
a) Como combustible doméstico e industrial: tiene un gran poder calorífico.
Su combustión es regulable y produce escasa contaminación. Incluso la producción de CO2 es poco mayor de la mitad de la producida por los restantes combustibles fósiles.

b) Como materia prima en la industria petroquímica para la obtención de amoníaco, metanol, etileno, butadieno y propileno.

Centrales Térmicas de Gas


Ventajas del Gas Natural

El gas natural es una de las energías primarias de utilización más reciente, puesto que hasta la segunda década del siglo XX no comenzó su comercialización en Estados Unidos, país pionero en su producción y consumo, no extendiéndose su empleo a Europa Occidental hasta después de la Segunda Guerra Mundial, aunque su conocimiento se remonta, al menos, al comienzo de la explotación comercial del petróleo.

Las razones que explican la creciente utilización del gas natural en el mundo, en sustitución de otros combustibles, son diversas, pudiendo sintetizarse en los siguientes puntos:
a) Alto poder calorífico (9.000-12.000 kcal/m3)..
b) Mayor limpieza ambiental frente al resto de combustibles fósiles al generar menores cantidades de CO2 del efecto invernadero y por ello menos penalizada por el protocolo de Kioto y la asignación de emisiones.
c) Comodidad de utilización para la generación de calor en consumos domésticos e industriales.
d) Importancia de su utilización en procesos industriales, como, por ejemplo, en los tratamientos de endurecimiento y como elemento de síntesis.
e) Versatilidad, pues el gas natural puede competir con las restantes
energías primarias en un 70% de sus empleos, básicamente en los procesos de generación de calor.
Sin embargo, el gas natural tiene sus precios indexados, es decir relacionados proporcionalmente con el precio del petróleo y unas reservas que con el ritmo previsible de consumo pueden estar agotadas a medio plazo.

Inconveniente

El precio del gas natural fluctúa al igual que el precio del petróleo. Los países que no disponen de reservas sufren los inconvenientes de una dependencia sin certidumbre de precio del combustible.

Riesgos de las Centrales Térmicas de Gas Natural

Si bien en una central térmica de gas los riesgos para la salud y el impacto medioambiental son menores que en una de carbón y en una de fuelóleo, durante la combustión aparece fundamentalmente NOx, que produce un gran riesgo de enfermedades respiratorias.

A esto hay que añadir el riesgo de fuego y explosión durante el almacenamiento y transporte del combustible, procesos muy importantes en estas centrales. Este riesgo se debe a la presencia de gases licuados inflamables en la composición del gas natural.

Las emisiones de NOx producen un impacto medioambiental a corto y largo plazo en el entorno regional y local. Al producir CO2, aunque sea menos que las de carbón, estas centrales participan en el efecto invernadero.


Datos Relevantes






En España, el parque de centrales de ciclo combinado de gas natural tienen la misma potencia instalada que el parque de centrales de carbón, alrededor de 12.000 MW, mientras el de fuelóleo suma 6.960 MW y el de fuelóleo/gas 3.600 MW.

No hay comentarios:

Publicar un comentario